Encuentro de evaluación Danza Viva

Del 20 al 23 de octubre, se realizó en Bogotá, el Encuentro de evaluación Danza Viva, en el que los asesores, formadores y delegados territoriales de cultura, realizaron un balance de las acciones, impactos, retos, necesidades, potencialidades y aprendizajes obtenidos en el 2022, para trazar la guía de desarrollo del Programa en el 2023.

Este encuentro de reflexión pedagógica, inició con una calurosa bienvenida en la que Ángela Beltrán, Directora de Artes del Ministerio de Cultura y  Carlos Parra,  Coordinador del Área de Danza del Ministerio de Cultura, compartieron los avances y perspectivas de la actualización del Plan Nacional de Danza (PND) 2022-2032.

Durante estos días, asesores, formadores y delegados territoriales de cultura, compartieron sus memorias, aprendizajes, hallazgos, necesidades y retos del Programa, en la construcción de los lineamientos pedagógicos que se han ido transformando a lo largo de los años. En mesas de trabajo, los asesores, dialogaron sobre el impacto de Danza Viva en las comunidades y territorios,  intercambiaron experiencias, evaluaron contenidos y desarrollaron una conversación que transitó el lenguaje verbal y corporal.

Esta actividad estuvo acompañada de preguntas movilizadoras sobre el rol del asesor dentro de los procesos formativos, así como de una minuciosa reflexión sobre la importancia de pensar la profesionalización en el ecosistema de la danza y construir una matriz de evaluación de las escuelas que permita tener una medición del impacto con beneficiarios del Programa.

De estas mesas de trabajo salieron inquietudes respecto a la necesidad de fortalecer los lazos comunicativos entre asesores para facilitar el intercambio de saberes y la consolidación  de registros históricos de la danza en las comunidades, dándole visibilidad a las memorias orales,  sabedores y sabedoras de los territorios, a esto se le sumó la importancia de crear rutas de atención multidisciplinares que contemplen el acompañamiento psicosocial y respondan a las necesidades del contexto.

«En Danza Viva comenzó a emerger un corazón común que nos llevó a transformar las lógicas de formación a formadores y nos hizo ver que eso que estaba pasando en los territorios necesitaba potenciarse. Lo que fue al inicio un interés de construir un conocimiento común, derivó en un Programa», expresó,  Ángela Beltrán, Directora de Artes Ministerio de Cultura.

El Palenque de Delia, abrió sus puertas a los asesores y mediante un tejido de palabra  y un ejercicio de danza guiado por la maestra Edelmira Massa Zapata, los formadores, entrelazaron el pensamiento, el cuerpo y la Tierra, mediante el movimiento.

«Es importante mantener lo comunitario, comprender que la danza no solo es el cuerpo en movimiento, sino que es todo lo que lo rodea. La Danza también es la música, la dinamización de todas las expresiones culturales. La Danza está en la familia, en la comunidad, en la naturaleza y en la relación del cosmos con la tierra», compartió, Eibar Guzmán, Asesor Danza Viva, pueblo Nasa.

El último día del encuentro estuvo destinado a una plenaria en la que se pusieron en común los hallazgos obtenidos en las mesas de trabajo sobre la revisión del Programa, con el fin de contribuir al fortalecimiento de la danza en el país y diversificar los lenguajes de un un arte que vincula al ser con el saber, el sentir y el territorio.

Encuentro de evaluación Danza Viva

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.