De la quietud al movimiento: la Escuela de danza de Villeta

Video: Juan Pablo Valderrama Ortiz.

Un antiguo matadero de ganado es hoy un espacio para la vida y el movimiento. Los artífices de este logro son los integrantes de la escuela Herencia Dulce de Villeta liderada por los profesores Óscar Villota y Adriana Copete, quienes llegaron hace cuatro años con la misión de consolidar una escuela de danza como la que tenían en Villavicencio. Este proyecto, sin embargo, no estuvo libre de retos: con el aumento de los estudiantes, Óscar y Adriana se dieron cuenta de que necesitaban un espacio que garantizara condiciones adecuadas para la práctica de la danza, y se entregaron a la tarea de construir un lugar a la altura de sus sueños.

Con la ayuda de los participantes de la escuela, de los padres de familia, de comerciantes locales y de la administración municipal; realizaron todo tipo de piruetas para ser beneficiados como una de las 82 salas dotadas en el marco del Plan Nacional de Danza, que con este tipo de iniciativas le apuesta a generar condiciones adecuadas para la práctica de esta disciplina, fortaleciendo la existencia de procesos formativos que respeten las autonomías locales y favorezcan el reconocimiento de la danza como patrimonio inmaterial de las comunidades y espacio para la construcción de memoria y conocimiento.

El camino no ha sido fácil. Por ese motivo desde el Programa Danza Viva queremos compartir con nuestros lectores una experiencia ejemplar que da cuenta de cómo la danza puede consolidar un proyecto social y transformar territorios por medio del trabajo comunitario.

6 comentarios sobre “De la quietud al movimiento: la Escuela de danza de Villeta

  1. Pingback:Así vivió la danza en el 2019 – Programa Danza Viva

  2. Felicidades a la Escuela de Formación Herencia Dulce de Villeta, es un trabajo muy hermoso, casi comenzando con las uñas, gestionando los maestros y familias para ir construyendo este espacio… De un lugar de muerte y desorden hicieron un lugar de vida y belleza… Y mis nenas están allí aprendiendo danza, folclor y convivencia. Gracias a los maestros Adriana Copete y Oscar Villota. Esperamos tenerlos mucho tiempo liderando este proceso de vida.

  3. Hijo, los felicito eso es el fruto de tanto esfuerzo, dedicación acompañados de triunfos, derrotas, humillaciones, desplantes, pero los logros llegan cuando se insiste, se persiste y nunca se desiste, felicitaciones en nombre de toda la familia y que Dios Todopoderoso y María Santísima los acompañen siempre, bendiciones

  4. Hijo los felicito, eso es el fruto de la dedicación, esfuerzo y constancia en el trabajo, los triunfos, las derrotas, las humillaciones y desplantes fortalecen y cuando se insiste, se persiste y nunca se desiste ahí se ve el fruto, que Dios y María Santísima los acompañen siempre, en nombre de toda la familia, felicitaciones y bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *